Seguidores

10 abr. 2015

Retiraron con todos los honores a "Corbata", el perro que ayudó a resolver más de 200 crímenes

Durante varios años integró la Policía de Río Negro y fue entregado a su dueño original. El can es especialista en odorología forense y colaboró en varios puntos del país y del exterior

Un perro rastreador llamado "Corbata" fue pasado a retiro con honores por la Policía de Río Negro, luego de haber ayudado en el esclarecimiento de decenas de casos policiales en esa provincia y en otros puntos del país y el exterior, algunos de gran resonancia. El animal, un mestizo de 14 años, sufre una parálisis en la cadera así como problemas cardíacos y renales, por lo que las autoridades aceptaron devolvérselo a su dueño, el médico veterinario y especialista en odorología forense Mario Rosillo.

Según publicó el diario Rionegro.com.ar, el can recibió una medalla durante un acto realizado en el patio de la repartición. Ese emotivo momento contó con la presencia de numerosas familias, atraídas afectivamente por el caso.

"Nosotros adoptamos una perra que tenía problemas de convivencia y el veterinario de la sección Canes de Cipolletti se ofreció a adiestrarla, hasta que detectó que tenía características especiales y hoy está en esa división, dado que en mi casa ya se había comido el control remoto del televisor y el teléfono celular a una empleada", precisó el jefe policial Fabián Gatti.

"Estoy muy contento con la recuperación de 'Corbata'. Hoy lo retiré de la sección canes porque yo no quería que se muriera ahí y le pedí al jefe de Policía que me lo dejara llevármelo a mi casa en Corrientes", contó Rosillo. El médico primero lo trasladará a una clínica veterinaria de la Capital Federal para realizarle unos estudios y ver si se puede efectuar algún tratamiento. "Lo quiero ayudar porque es un perro muy valioso y le dio mucho a la comunidad", remarcó el especialista.

Debido a que Rosillo había solicitado la guarda del perro el año pasado y no se la habían dado, la organización "Retired Dogs 112", que trabaja en beneficio de los perros que hacen trabajo policial, inició una recolección de firmas bajo el lema "Todos con Corbata". En sólo tres días se juntaron más de 4.000 adhesiones y se subieron unas 800 fotos de perros con una corbata colgando, en apoyo al animal, lo que aceleró el retiro del can.

Visiblemente emocionado -su compañero de trabajo y quien lo trasladó por diversos puntos del país-, el sargento ayudante Agustín Fernández contó a al diario rionegrino que "Corbata" tuvo una importante participación en dos casos resonantes: los secuestros y desaparición y muerte en Paraná de la joven Fernanda Aguirre en julio de 2004 y de Otoño Uriarte en octubre de 2006, en Fernández Oro.

El perro trabajó con Rosillo durante ocho años en odorología forense, una técnica que detecta el olor humano en la escena del crimen utilizando perros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario