Seguidores

28 jul. 2014

Congreso Veterinario de León


 <iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/WQZ3xuduUOg" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 http://cvdl.com.mx/

24 jul. 2014

Indignante: ejecutan perros en masa por un brote de rabia

Las autoridades de de la isla indonesia de Bali están llevando a cabo una cruel campaña de exterminio de perros debido a un brote de rabia.
"Bali está tratando de vencer un brote de rabia y ha bloqueado las importaciones y exportaciones de perros para conseguirlo. Estos 31 perros pedigrí importados ilegalmente fueron eutanizados el 15 de abril de 2014 luego de que nadie los reclamara, tras 24 horas de cuarentena", dice la leyenda de un video que fue difundido en las últimas horas.
 
Las imágenesque rapidamente dieron la vuelta al mundo despertaron la ira de usuarios de redes sociales y asociaciones de defensa de animales que pidieron sanciones internacionales urgentes contra las autoridades de la isla por considerar que la masacre es injustificada y viola los derechos de los animales.
El gobernador de Bali, Made Mangku Pastika, dijo: "Si encuentran algún perro perdido, siéntanse libres de eliminarlo. La ley dejó claramente estipulado que los dueños deben mantener a sus mascotas encerradas".
http://www.infonews.com/2014/07/24/mundo-154957-indignante-ejecutan-perros-en-masa-por-un-brote-de-rabia.php

15 jul. 2014

Piden enjuiciar a un hombre por maltratar a un perro

n comerciante de la ciudad de Villa Dolores será juzgado por infracción a la ley 14.346 que reprime los malos tratos y actos de crueldad a los animales, más conocida como “ley Sarmiento”.
El fiscal Sergio Cuello imputó Juan Domingo Vergara (67) y elevó la causa a juicio a la Cámara del Crimen y Correccional.
Vergara aún tiene posibilidad de apelar la decisión del fiscal, pero hasta ahora no lo hizo, según señalaron fuentes judiciales.
Los hechos por los que fue acusado Vergara sucedieron, según la fiscalía, entre diciembre de 2012 y julio de 2013, en el patio de una compra y venta de aberturas usadas, ubicada al 700 de avenida San Martín, donde estuvo encadenada a un árbol una perra de raza mestiza, tamaño mediano, lomo negro y patas marrones, de aproximadamente un año de edad, en avanzado estado de abandono y desnutrición.
El animal presentaba además una herida infectada y contaminada en la cara interna del brazo de unos ocho centímetros de profundidad, realizada con un cuchillo o un elemento similar.
Ante la contundente denuncia de vecinos, al declarar, el imputado sostuvo que había encontrado a dos perros (macho y hembra) de unos 20 días, abandonados en la puerta de su comercio y como le dieron lástima, decidió hacerse cargo de ellos y empezó a comprarles leche para alimentarlos. Afirmó que a medida que fueron creciendo los perros, los hizo vacunar y desparasitar, comprándoles el alimento recomendado por el veterinario.
Contó en su descargo que el perro escapó y resolvió atar a la hembra por temor a que se le escape y la atropelle un auto. Dijo que siempre la alimentaba y los fines de semana, cuando el negocio estaba cerrado, le dejaba a la comida a un vecino para que se la diera.
Para justificar la herida que presentaba la perrita, Vergara indicó que habría sido atacada por ladrones que intentaron robar en el negocio, ya que un día encontró el candado violentado y su mascota estaba renga.
En contra
Los distintos testimonios recogidos por el fiscal Cuello dan por tierra con las manifestaciones del comerciante.
 El ataque contra el cachorro Simba motivó una denuncia ante una unidad judicial.
Marcelo Vento alertó a la Subcomisión Amigos de los Animales sobre el estado de la perra, denunciando que le dijo a Vergara que debía llevarla a un veterinario para que le curara la herida, cosa que no hizo, según él.
Marta Elizabeth García, colaboradora de la mencionada protectora, concurrió al lugar y con el permiso de un empleado constató el estado calamitoso de la perra. A los pocos minutos llegó Vergara y le comunicó que era indispensable llevar a la perra a un veterinario, “porque corría riesgo de una gangrena si no recibía atención”. La mujer le remarcó que la médica veterinaria Catalina Lozada atendería a la perra y los honorarios y gastos se arreglarían más adelante a un precio especial.
Al día siguiente, García comprobó que el hombre no había hecho nada. Otros testimonios fueron coincidentes en cuanto a que el animal estaba siempre encadenado y a la intemperie. Dolores Lilian Berón contó que “los llantos y gemidos del animal eran desgarradores”. Agregó que en una ocasión fue a ver a la perra porque siempre estaba al rayo del sol y sin agua, y advirtió que le habían dado alimento balanceado mezclado con “pelotitas” de paraíso y vidrio picado.
También resultaron comprometedores para el imputado los informes de la veterinaria Atel donde fue internada la perra porque necesitaba curaciones diarias y reposo en un lugar limpio durante bastante tiempo.
Una vez recuperado, el animal le fue entregado a Marta García en calidad de depositaria judicial, hasta que se resuelva este caso.