Seguidores

8 nov. 2013

EHRLICHIOSIS CANINA

La ehrlichiosis canina también es conocida como ricketsiosis canina, fiebre hemorrágica canina, 
enfermedad del perro rastreador, tifus de la garrapata canina, desorden hemorrágico de Nairobi y 
pancitopenia tropical canina.

La distribución de la ehrlichiosis está relacionada con la distribución del vector Rhipicephalus Sanguineus, 
se ha descrito su ocurrencia en cuatro continentes incluyendo Asia, África, Europa y América. 
Una gran variedad de factores como el tamaño de inóculo, cepa de Ehrlichia, inmunidad del 
paciente, enfermedades concomitantes producidas por otros parásitos transmitidos por 
garrapatas, pueden influir en el curso y el resultado de la infección. 

No hay predilección de edad y sexo en esta enfermedad, sin embargo parece que los 
Pastores Alemanes son más susceptibles.
El perro se infecta por la picadura de una garrapata que al alimentarse inyecta en el lugar 
secreciones salivares contaminadas con Ehrlichia canis o en forma iatrogénica por medio de 
transfusiones sanguíneas de un perro infectado a otro susceptible.

¿Qué síntomas produce la ehrlichiosis en mi perro?
La ehrlichiosis presenta una fase inicial, o aguda, que puede durar entre 4 y 6 semanas, en la que se puede observar adelgazamiento, anorexia parcial, fiebre intermitente, decaimiento, secreción ocular y/o nasal, algún síntoma respiratorio, aumento variable de los ganglios linfáticos, presencia de hemorragias en la piel, dolor y sangrado nasal ocasional

Puede haber también una forma más leve, que no presente fase aguda y da lugar a un cuadro de depresión, adelgazamiento, hemorragias, petequias, sangrado nasal, debilidad, cojeras, fiebre, dolor articular, distensión y dolor abdominal por aumento del bazo, edema escrotal, etc... durante periodos más o menos largos de tiempo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario