Seguidores

29 de nov. de 2013

Sarna Sarcóptica

La sarna sarcóptica es una enfermedad ectoparasitaria bien conocida y ampliamente 
descrita, producida por el ácaro excavador Sarcoptes scabiei. Es una enfermedad 
altamente pruriginosa y su presentación clínica puede variar de unos animales a 
otros, bien por reacciones individuales frente al parásito o por el extendido empleo de 
antiparasitarios. Su confusión con cuadros de dermatitis alérgica es bastante frecuente 
y ello conlleva al mal manejo de una enfermedad que de otra forma es fácil de curar 
(Hendrix y Robinson, 2006; Lorente, 2006; Taylor et al., 2007).
La transmisión usualmente es vía directa en contacto con el animal afectado, rara vez los 
animales pueden infectarse de un ambiente contaminado. El ácaro no sobrevive fuera 
del hospedador por períodos prolongados. El ciclo de vida se realiza aproximadamente 
en 21 días. Clínicamente la sarna por Sarcoptes se caracteriza por un tremendo prurito, 
con pápulas, escamas y costras que se desarrollan en el área infectada, por lo general los 
codos, los corvejones, la cara y los pabellones auriculares en el perro se ven afectados 
(Mueller y Maximilians, 2005; Taylor et al., 2007). 



El síntoma predominante en sarna sarcóptica canina es un prurito muy intenso. El animal afectado se muerde, se lame y se rasca de modo insistente y, en muchos casos, no puede efectuar tareas cotidianas como alimentarse, pasear o dormir, sin tener que realizar frecuentes interrupciones para rascarse.
Las lesiones se localizan regularmente en zonas de poca densidad capilar o zonas glabras, como los bordes de los pabellones auriculares, los codos, los tarsos, las ingles y la región esternal (figuras 3).
Las lesiones primarias son de tipo papular y van acompañadas de eritema difuso y costras superficiales y adherentes. No obstante, debido al autotraumatismo severo, a menudo las lesiones secundarias son predominantes, en forma de alopecia, erosiones, excoriaciones, liquenificación e hiperpigmentación, estas últimas en los casos más crónicos, que a menudo se ven complicados con pioderma superficial y/o sobrecrecimiento por Malassezia pachydermatis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada