Seguidores

23 ene. 2015

Maltrato animal: la violencia no para

¿Qué hay detrás del maltrato animal y de la persona violenta? ¿Qué castiga la ley y qué penas impone? ¿Cuál es el rol de los estados municipales y de las organizaciones proteccionistas?
maltrato 2
“Un país, una civilización se puede juzgar en la forma en que trata a sus animales”, dijo Mahatma Gandhi. El pensador del siglo pasado se hubiese horrorizado al ver los casos que conmocionaron a las Sierras Chicas en el mes de octubre. En Villa Allende, un hombre arrastró a un dogo encadenado a su moto, le generó lastimaduras en sus cuatro patas y aún hoy se está recuperando. En Unquillo, dos hombres en aparente estado de ebriedad sometieron a un perro a una golpiza y lo arrastraron atado a un paragolpes hasta matarlo.
Existen diversas formas de maltrato hacia los animales, no sólo estos casos de violencia extrema. No alimentarlos, la falta de afecto, el abandono, o tenerlos atados, son casi tan graves como provocarles la muerte. Generalmente, los perros “callejeros” son los que más sufren estos tipos de conductas agresivas. Ana María Barranco Falcone, encargada del refugio Los Caleritos de La Calera, aseguró que “hay gente que quiere matar a los perros que están en el basural” y que “los mismos empleados municipales tiran cachorritos donde está la compactadora”. Además, la proteccionista contó que en el refugio hay cinco casos de perros –machos y hembras– violados por humanos.

La ley del más fuerte

Susana Villagra recibiendo donaciones
La ley de la selva es la que parece imponerse en los casos de violencia hacia los animales porque, si bien existe legislación que castiga este tipo de violencia, no está actualizada y las penas son poco severas. LaDeclaración Universal de los Derechos de los Animales, promulgada en el ’78 por la UNESCO, sostiene que el respeto hacia los animales “está ligado al respeto de los hombres entre ellos mismos” y que “la educación debe enseñar, desde la infancia, a observar, comprender, respetar y amar a los animales”.
La Ley Nacional 14.346 de Protección Animal, más conocida como “Ley Sarmiento”, fue sancionada en el año 1954 y pena diversos tipos de maltrato: desde no alimentar en cantidad y calidad, hasta lastimar, torturarlos o matarlos intencionalmente. Aquel que ocasione malos tratos o actos de crueldad a los animales puede ser castigado con prisión de 15 días a un año. Precisamente, este es uno de los puntos más resistidos por los proteccionistas que piden sanciones más duras y ejemplificadoras.
“Si a los que maltratan animales los metieran presos un bien tiempo, seguro disminuyen los casos”, consideró Villagra. Para la colaboradora de Callejeritos, las penas son muy suaves. “Todo tipo de maltrato debe ser sancionado de manera más dura. El maltrato sexual, por ejemplo, no está contemplado en la ley”, subrayó la vecina de Mendiolaza. Roteda, quien también forma parte de Callejeritos en esta localidad, analizó: “Si los castigos no son dolorosos, no sirve de mucho. Se supone que somos los ‘racionales’ y no penamos duramente a aquellos que maltratan a los que no se pueden defender”. La encargada del refugio Los Caleritos aseguró que “si al juez de turno le importan los animales, va a aplicar una sanción fuerte a la persona que maltrata”.
FUENTE: http://www.launionregional.com.ar/wordpress/maltrato-animal-la-violencia-no-para/

No hay comentarios:

Publicar un comentario